Search
Close this search box.

Vizcarra denuncia que «terceras personas» le pidieron «medio millón de dólares» para que el PJ falle a su favor

El expresidente Martín Vizcarra calificó de «endeble» el sustento del Poder Judicial para declarar improcedente su acción de amparo que buscaba no aplicar la inhabilitación de ejercer cargos públicos que aprobó el Congreso en contra suya.

El expresidente Martín Vizcarra denunció este miércoles, a través de su cuenta Facebook, que desconocidos se contactaron con él para pedirle una fuerte suma de dinero para que el fallo del Poder Judicial sobre su acción de amparo sea emitido a su favor.

«No quiero pensar que esta resolución es fruto de estos estragos de corrupción que existe al interior del Poder Judicial. En estos dos meses que no tenía trámite nuestra demanda de acción de amparo, venían por terceras personas a tratar de contactarnos con nosotros y qué nos decían… que se estaban demorando para darnos la oportunidad de negociar una solución o resolución favorable a nosotros. Nos dieron un precio para conseguir justicia, nos pidieron medio millón de dólares», dijo.

Martín Vizcarra señaló que no cree que estas «terceras personas» que se contactaron con él sean del Poder Judicial, sino estafadores. «Para nosotros, la justicia no tiene precio», agregó.

Martín Vizcarra también cuestionó al Poder Judicial por declarar improcedente su acción de amparo interpuesta para que no se aplique la inhabilitación de ejercer cargos públicos que aprobó el Congreso en contra suya.

«Vamos a ganar este proceso, porque tenemos la razón, vamos a ir hasta las últimas consecuencias. Hemos visto el sustento que presenta la jueza es absolutamente endeble, carece de fundamento, porque se va al fondo del asunto, cuando el concepto, y eso lo sabe cualquier abogado, tiene que admitirlo en función de la forma. Si los procedimientos que hemos presentado para presentar este amparo son los correctos y en un día ha revisado todos los conceptos y lo ha declarado inadmisible», manifestó.

El exmandatario fue inhabilitado en el ejercicio de toda función pública por el Congreso el pasado 16 de abril, tras considerársele responsable de irregularidades al inocularse la vacuna contra el COVID-19, siendo presidente de la República y sin dar cuenta de ello.