Search
Close this search box.

Perú Libre agrede a tres periodistas en solo dos días.

Una ola de agresiones desató en las últimas 48 horas el entorno del candidato presidencial Pedro Castillo contra periodistas que solo cumplen su trabajo.

Afectados son Stefanie Medina (Canal N), Jorge Dett (Latina) y Carlos Paredes (Independiente). Consejo de la Prensa Peruana, IPYS y la Defensoría del Pueblo condenan hechos y piden respetar labor de la prensa.

Primero fue Stefanie Medina, reportera de canal N, quien el último miércoles recibió una patada en la espalda por adeptos de Castillo, que también agredieron a su camarógrafo, Carlos Brown, con un palo tras un mitin del candidato en Ayacucho.

“El candidato Pedro Castillo tiene el derecho a opinar lo que desee sobre los medios de comunicación. Pero no considera que al decirlo frente a miles de personas, las azuza, y a quienes agreden son a los que reportamos sus actividades. Es a nosotros quienes insultan y golpean”, escribió Medina en su cuenta de Twitter.

Minutos antes, desde el estrado, el candidato presidencial había dicho que revelaría “cuánto ganan los que conducen los programas de televisión y quién les paga”.

Luego, Alex Flores, el electo legislador de Perú Libre que hacía de maestro de ceremonias, empezó a llamar “prensa mermelera” a los periodistas que cubrían el mitín. “Lo han terruqueado”, dijo.

Eso generó una andanada de insultos de los simpatizantes de Castillo, que gritaban “prensa basura, prensa vendida, ustedes tienen la culpa”, lo que puso en riesgo la integridad de los periodistas.

OTRA VEZ. Ayer, el reportero de Latina, Jorge Dett, también recibió agresiones del personal de seguridad de Pedro Castillo en Huancavelica, cuando el hombre de prensa le preguntaba por las agresiones a su colega, Stefanie Medina.

“Le dijimos (a Castillo) que como líder (del partido) esperábamos una respuesta de su parte o, por lo menos, una condena de los actos de violencia que veníamos presenciando. Cuando escucharon esa pregunta, la gente empezó nuevamente a agredir, a decir prensa basura. Incluso, se decía ‘mira como lo atacan (a Castillo)’. Eso nos sorprendió porque las preguntas no pueden ser un ataque”, señaló Dett a Latina.

El reportero narró que en ese momento sintió que parte del equipo de seguridad del candidato presidencial lo jaló del brazo y le hizo perder la estabilidad.

“(Ellos)me levantaron en peso, me sacaron de allí y, en ese ajetreo, el micrófono salió volando”, añadió.

Por si fuera poco, también ayer, en Junín, el periodista de investigación Carlos Paredes sufrió una agresión en la puerta de la Corte Superior de Justicia de dicha región, a donde había llegado para responder a una querella presentada en su contra por parte de una militante de Perú Libre, Patricia Pérez Rafael. Cuando Paredes se aprestaba a dar declaraciones a la prensa, una mujer arremetió y le dio un par de bofetadas.

“Te has vendido a Unchupaico, te has vendido al fujimorismo ¿no?”, le dijo la mujer, quien era, al parecer, la madre de Pérez Rafael.

RECHAZO TOTAL. Los hechos de violencia reportados en agravio de los hombres de prensa generaron el rechazo de diversos gremios periodísticos e instituciones.

A través de un comunicado, el Consejo de la Prensa Peruana (CPP) y el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) “condenaron” el acto sufrido en agravio de los hombres y mujeres de prensa.

“Las dos organizaciones firmantes de este comunicado rechazan los actos violentos contra la prensa por tratarse de un atentado contra las libertades de información, que deben ser plenas en una democracia”, señala el pronunciamiento.

Ambas organizaciones también criticaron “que estos actos hayan sido azuzados por el propio candidato Pedro Castillo, quien hace tan solo tres días firmó y juró, en la Proclama ciudadana por la democracia, respetar, estimular y defender decididamente las libertades de expresión y de prensa”.

Asimismo, emplazaron a Castillo a que respete sus compromisos con la libertad de expresión, la prensa y la democracia.

De igual modo, la Defensoría del Pueblo condenó los actos de violencia contra periodistas en la campaña de la segunda vuelta presidencial.

Así el ente que dirigí Walter Gutiérrez consideró que estos hechos son prácticas reñidas con los principios esenciales de la democracia y los derechos fundamentales.

En esa línea, la DP instó a las dos candidaturas y sus respectivas organizaciones políticas, Fuerza Popular y Perú Libre, a “comprender la importancia del acceso a la información, el papel de los medios de comunicación, la libertad de expresión y la tolerancia frente a la diversidad de ideas políticas o de otra índole”, más aún en un contexto electoral.

DESCARGOS. Pese a que su nula o tibia reacción cuando las agresiones se dieron, en sus redes sociales, Castillo “condenó” las agresiones.

“Expreso mi solidaridad con estos hombres y mujeres que hacen su trabajo en la prensa, hombres de lucha y que nos acompañan. A las damas, en especial a la compañera Stefanie (Medina). Deslindamos toda actitud que va en contra de la libertad de prensa, opinión e información”, señaló.

En otro momento, aseguró que el virtual congresista de su partido, Guillermo Bermejo, es el único responsable de las declaraciones que hace y deslindó “abierta y concretamente” de sus comentarios difundidos en un audio, en el que se le escuchaba decir que si Perú Libre llegaba al poder “no lo vamos a dejar”.

“Si el señor Bermejo tiene alguna cosa que decirle al país, es su responsabilidad. Deslindo abierta y concretamente y rechazo eso. Yo soy democrático, católico y tahuantinsuyano y no comparto esas actitudes, vengan de donde vengan. Si el pueblo me elige, voy a dejar el mandato el 28 de julio del 2026. Palabra de maestro”, aseguró ante la prensa.