Search
Close this search box.

ENDEMONIADO ASESINO A SU PADRE Y SU ABUELA, A OCTOGENARIO LO MATÓ A MACHETAZOS Y A SEPTUAGENARIA LA DESCUARTIZÓ.

La población de Moyobamba amaneció consternada el día sábado con una aterradora noticia, se trataba de un doble parricidio que acabó con la vida de dos adultos mayores,  un desquiciado sujeto, asesinó y degolló a su abuela y mató a machetazos a su padre, luego arrojó la cabeza cercenada de la septuagenaria mujer a una quebrada, y no satisfecho con eso, intentó quemar los cuerpos, huyendo desnudo de la vivienda ubicada en el pasaje 28 de julio, a la altura de la cuadra 6 del Jr. Miraflores, sector Azungue, barrio de Belén.

El asesino Daniel Loja Ruíz (33)

El macabro asesinato ocurrió cerca de las 6:30 de la mañana del último sábado, el despiadado sujeto ingresó a la vivienda de su padre y madre, respectivamente, para asesinarlos sin compasión con varios cortes proferidos con machete, al extremo que degolló a su abuela, el monstruo no contento con el crimen perpetrado, intento prenderles fuego para calcinar los cuerpos.

Los vecinos escucharon los gritos desesperados por parte de los ancianos, luego el sujeto huyó de la escena del crimen completamente desnudo y portando un machete en la mano, de inmediato se alertó a la Policía y al Serenazgo y fueron tras la búsqueda del asesino, siendo ubicado en medio de los matorrales cercanos.

Al ser descubierto intentó enfrentarse con las fuerzas del orden utilizando el machete que tenía en la mano, razón por la cual tuvieron que hacer disparos al aire y fue reducido en primera instancia por los agentes del serenazgo, siendo trasladado a la comisaría de Moyobamba.

El asesino fue identificado como Daniel Loja Ruíz (33), mientras que las víctimas fueron identificadas como Celinda Vargas Vela (71) y Gregorio Loja Alvarado (87), abuela y padre respectivamente del asesino.

Según la historia que contaban algunos vecinos, Gregorio Loja Alvarado había embarazado a su entenada, es decir, a la hija de Celinda Vargas, producto de ese embarazo nació Daniel Loja Ruiz, y fue criado por la pareja sin pensar que 33 años más tarde sería su propio verdugo, asimismo, indicaron que el sujeto se dedicaba al consumo de sustancias toxicas y en este doble parricidio habría actuado bajo los efectos de la droga.

Los cuerpos de las victimas Gregorio Loja Alvarado (87) y Celinda Vargas Vela (71).

Horas después llegaron peritos y representantes del Ministerio Público para indagar sobre el doble parricidio, además ordenar el levantamiento de los cadáveres, y lo que indican sobre el hallazgo de los cuerpos es realmente espeluznante; el cuerpo de Gregorio Loja estaba en medio de un charco de sangre en la zona del comedor, junto a una mesa de madera, tendido sobre el piso de tierra, presentando varios cortes a nivel del rostro, cuello, parte de la oreja izquierda, mano izquierda y otros, además de encontrar a unos metros, tres palos con presencia de sangre, un cuchillo, un encendedor, así como un dedo cercenado; mientras que al momento de realizar el levantamiento del cadáver de Celinda Vargas Vela, su cuerpo se encontraba tendido en el suelo, junto a una cama de madera que había sido quemada; la septuagenaria mujer había sido degollada además de presentar ambas manos  cercenadas, las cuales fueron encontradas a unos metros del mutilado cadáver, asimismo presentaba varios cortes a la altura de sus pies, cortes en sus piernas, pubis, finalmente se constató que el cuerpo tenía quemaduras a la altura de abdomen y el muslo, con lo cual se acreditaría que el parricida intentó quemar el cuerpo de su abuela materna.

#AutenticaNoticias.