Search
Close this search box.

CLUB DE LOS HOSPITALES.

El Ministerio Público peruano tiene bajo la mira a un grupo de empresas que, según la información que dispone hasta el momento, presuntamente fueron usadas para lavar sobornos pagados por las compañías Chung & Tong Ingenieros SAC y Construcción y Administración SA (CASA) que se beneficiaron con la adjudicación de obras para la construcción y mejoramiento de hospitales y centros de salud en la región San Martín.

Convoca.pe ha identificado que al menos cinco de este paquete de compañías están vinculadas al abogado Juan Carlos Silva Dávila, quien era el presidente del Comité de Selección para la adjudicación de las obras durante la gestión del ex gobernador regional de San Martín, César Villanueva. En este entramado de relaciones aparece el entorno familiar y social del exfuncionario.

Las cinco compañías son Botica Santísimo Corazón de Jesús SRL, Botica Milagroso Corazón de Jesús EIRL, Vital Center San Martín EIRL, Botica Virgen de la Asunción Tarapoto SAC y Qualitta Maintenance EIRL.

La confesión provino de colaboradores eficaces que revelaron al Equipo Especial Lava Jato del Ministerio Público que las compañías participaron de un esquema de lavado para ocultar pagos ilícitos a Silva, desembolsados por las constructoras mencionadas.

Juan Carlos Silva Dávila también es investigado por presuntas coimas de Odebrecht en el megaescándalo Lava Jato.

Según los indicios recogidos por el despacho del fiscal Germán Juárez Atoche, quien está a cargo de las indagaciones, Silva Dávila habría operado para que las grandes constructoras ganaran la buena pro de los centros de salud de Picota, Saposoa, Jerillo y Sisa, así como del Hospital de Tocache. A cambio, habría recibido más de 5 millones de soles en coimas y un departamento en una acomodada zona del distrito de Surco, en Lima. En total, los pagos ilícitos hasta hoy identificados en San Martín superan los 6 millones de soles.

De hecho, la resolución de inicio de la investigación indica que, según los colaboradores eficaces, Silva recibió los sobornos directamente de los altos ejecutivos de CASA y Chung & Tong. Por el momento, el exfuncionario es el único que podría confirmar si los pagos ilícitos fueron totalmente para él o si además operó como intermediario para un segundo destinatario, aunque la hipótesis fiscal señala a Silva como el testaferro de César Villanueva.

Las dos constructoras siguieron siendo contratadas por entidades públicas para realizar labores de supervisión de proyectos y construcción de carreteras y vías al mismo tiempo que eran investigadas por presuntos casos de corrupción por la Fiscalía de Tarapoto y el Equipo Especial Lava Jato, como Convoca.pe reveló en el primer informe de esta serie ‘Club de los Hospitales’.

Este medio de comunicación ha podido confirmar que la primera empresa relacionada a Juan Carlos Silva es la Botica Santísimo Corazón de Jesús SRL. Fue constituida el 16 de agosto de 2011 por los ciudadanos Waldemar Dávila Pinedo y David Ruiz Saavedra, con un capital social de 3.765 soles, según información de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp).

Según los documentos públicos, cinco años después, en agosto de 2016, el fundador de la empresa David Ruiz Saavedra vendió 1.770 de sus participaciones en la botica a Juan Carlos Silva Dávila por 10 mil soles. Pero en junio de 2017, Waldermar Dávila, David Ruiz y Juan Silva, decidieron vender la mayor parte de sus participaciones a la ciudadana Carla Ysabel Tafur Franco.

Con esta transferencia, Tafur Franco quedó con la mayor parte de la empresa, con 3.615 participaciones, mientras que Waldemar Dávila y Juan Silva quedaron apenas con 75 participaciones cada uno. David Ruiz Saavedra quedó afuera del accionariado.

Dos meses después, en octubre de 2016, Botica Santísimo Corazón de Jesús y otra empresa de nombre Inversiones Fármacos de la Selva SAC, que Ruiz Saavedra también había fundado en enero de 2011, blindaron su patrimonio de cualquier medida legal al suscribir un contrato de fideicomiso con Trust Sociedad Titulizadora, especialista en este tipo de contratos financieros.

Así, a pesar de haber dejado de ser representante legal de Botica Santísimo Corazón de Jesús, siguió ligada a esta a través de este contrato.

De hecho, en 2019, en un documento público en el que se hace mención al fideicomiso, se hace referencia a un terreno de 2,85 hectáreas en el distrito de Juan Guerra, en San Martín, que estaba inscrita a nombre de Inversiones Fármacos de la Selva. Con la finalidad de constituir una garantía hipotecaria sobre este terreno como parte de la administración del fideicomiso, hasta por 587 mil 879 dólares, ambas compañías otorgaron un poder a favor de un tercero, de nombre Juan Pablo Alvitres Quispe, para realizar las gestiones necesarias.

Sin embargo, Inversiones Fármacos de la Selva SAC hasta el momento no ha sido incluída en las pesquisas del Equipo Especial Lava Jato.

David Ruiz Saavedra, vinculado al investigado exfuncionario Juan Carlos Silva Dávila, también abrió otra empresa de venta de medicamentos ubicada en la ciudad de Tarapoto, con un nombre muy parecido a la primera. Se trata de la Botica Milagroso Corazón de Jesús EIRL, en la que fue gerente general.

David Ruiz Saavedra también fundó otra empresa que se llamó Botica Milagroso Corazón de Jesús, esta botica sí es investigada por el Ministerio Público. Fue creada en abril de 2011 y, según su registro de constitución, se dedica a la comercialización, compra, venta y distribución de medicamentos, material médico, entre otros. Sin embargo, según información de la Sunat, no duró mucho tiempo. Registra una baja de oficio en octubre de 2013.

Un dato que resalta es que estas tres empresas vinculadas a Silva Dávila y a su socio David Ruiz Saavedra -las tres boticas mencionadas- consignan la misma dirección como su domicilio fiscal: Salaverry 216, en el distrito de Morales, en la región San Martín.

La dirección común de las tres empresas es la calle Salaverry 216 en el distrito de Morales en San Martín. Otra empresa ligada a Silva y que está siendo indagada por el Ministerio Público es Vital Center San Martín EIRL. Esta compañía, que se dedica a la “prestación de servicios médicos, consultas, tratamientos, cirugías ambulatorias” según su documento de fundación, fue creada el 12 de marzo de 2014 en Tarapoto por Juana Carina Chávez Rodríguez.

Convoca.pe comprobó que esta empresa fue constituida con un capital social de 10 mil soles y tiene como gerenta general a Violetta Tihonova, esposa de Juan Carlos Silva Dávila.

Vital Center fue creada meses después de que Silva Dávila, según los colaboradores eficaces, habría recibido 511 mil 947 mil soles, en noviembre de 2013, y 132 mil 428 soles, en enero de 2014.

En la relación de empresas en las que la Fiscalía ha puesto la mira también se encuentra la Botica Virgen de la Asunción Tarapoto SAC, fundada el 14 de enero de 2019 por Elvira Angulo Pinchi y Wilson Lozano Salas, con un capital social de 70 mil soles. La sociedad también registra como dirección el mismo mismo domicilio que las boticas mencionadas: Calle Salaverry 216, Morales, San Martín.

Convoca.pe encontró una publicación en redes sociales, que data de diciembre de 2015, donde Elvira Angulo se luce junto al socio de Juan Carlos Silva, David Ruiz Saavedra, y a la esposa del exfuncionario, Violetta Tihonova.

Esa foto se dio en diciembre de 2015 en el marco de la celebración del aniversario del consultorio médico Vital Center, de Tihonova, y muestra la relación amical y laboral entre la familia Silva Tihonova, David Ruiz y Elvira Angulo.

La empresa Qualitta Maintenance EIRL también está incluída en la indagación fiscal. Convoca.pe corroboró que esa compañía es propiedad de Ricardo Manuel Silva Tikhonov, hijo de Juan Carlos Silva y Violetta Tihonova. Fue constituida el 18 de mayo de 2016 y está ubicada en la ciudad de Pucallpa, en la región Ucayali.

Se dedica a ofrecer servicios de mantenimiento y reparación de aeronaves. Fue abierta con 10 mil soles de capital. El gerente general de la empresa era el padre del propietario. Es decir, Juan Carlos Silva.

Silva Dávila se mantuvo como su representante legal por casi cuatro años, ya que el 11 de septiembre de 2020 fue removido del cargo y entró en su reemplazo Kristian Noel Guevara Enriquez. Este hecho ocurrió un mes después del inicio de la investigación del fiscal Juárez Atoche seguida contra el exfuncionario señalado por colaboradores eficaces como el receptor de los sobornos de las constructoras.

Dos meses después, esta empresa volvió a cambiar a su gerente general poniendo en el cargo a Juan Bautista Borda Anaya, un empresario vinculado también a otras compañías de reparación de aeronaves.

Según los colaboradores eficaces, previamente a la creación de Qualitta Maintenance, entre octubre de 2015 y marzo de 2016, la empresa CASA también habría entregado a Juan Carlos Silva Dávila un total de 597 mil 120 dólares, mientras que Chung & Tong le habría pagado 920 mil 812 soles.

Este medio intentó contactarse por vía telefónica con Violetta Tihonova para saber más sobre el rol de su familia en este grupo de empresas, así como para solicitarle una entrevista con su esposo Juan Carlos Silva Dávila. Luego de presentarnos como periodistas, colgó la llamada. De todos modos, le enviamos una serie de preguntas para ella y para Silva, que hasta el cierre de este informe se mantienen sin comentario.

También buscamos y enviamos consultas a David Ruiz Saavedra, pero hasta ahora no conseguimos respuesta. Lo mismo ocurrió con las constructoras CASA y Chung & Tong. (Diario Amanecer)

#AutenticaNoticias.